< <  

Sábado, 2 de octubre de 2021

  > >

Ángeles de la Guarda


Éxodo 23:20-23
Salmos 91:1-6, 10-11
Mateo 18:1-5, 10

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

corriendo con los ángeles

“Entonces mi ángel irá delante de ti y te introducirá en el país de los amorreos, los hititas, los perizitas, los cananeos, los jivitas y los jebuseos, y los exterminará” (Éxodo 23:23).

   Cada uno de nosotros tiene un ángel de la guarda, pero muchos niegan o ignoran esa realidad, por lo que sus ángeles de la guarda están subempleados. Tendríamos experiencias personales con los ángeles si viviéramos de tal manera que necesitáramos el deber de guardia angelical. Los ángeles no son principalmente guardias de seguridad, sino que se parecen a los defensas de un equipo de fútbol. Un defensa de fútbol lanza desde la línea de golpeo y bloquea al que corre con la pelota para que el portador de la pelota pueda cruzar la línea de gol.

   El Señor dijo: “Yo voy a enviar un ángel delante de ti, para que te proteja en el camino y te conduzca hasta el lugar que te he preparado” (Éx 23:20). Nuestros ángeles de la guarda nos protegerán en nuestras carreras de touchdown eliminando al enemigo (Éx 23:23) y llevándonos a la zona de anotación. Tenemos un trabajo para nuestro ángel de la guarda si estamos cargando la pelota y corriendo para anotar, es decir, si estamos a la ofensiva, atacando las puertas del infierno (Mt 16:18), si estamos evangelizando y corriendo la carrera (Fil 3:12).

   Si estamos corriendo por Jesús, necesitamos que nuestros ángeles guardianes bloqueen por nosotros. Si no corremos por Jesús, estamos obligando a nuestros ángeles de la guarda a jugar a la defensiva en lugar de a la ofensiva. No seamos un cristiano apático que "está entre los muertos vivientes" (1 Jn 3:14). Tienes que jugar el juego para conocer al equipo.

Oración:  Padre, gracias por los "guardalíneas internos", como ángeles de la guarda.

Promesa:  “Cuídense de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial” (Mt 18:10).

Alabanza:  “Un hombre no siempre elige lo que quiere su ángel de la guarda” (santo Tomás de Aquino, siglo XIII). Espíritu Santo, abre los ojos de mi corazón.

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de octubre al 30 de noviembre de 2021. Otorgado el 17 de junio de 2021. Reverendo Steve J. Angi, Canciller y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, Ohio

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.