< <  

Domingo, 18 de octubre de 2020

  > >

29no domingo de T. Ordinario


Isaías 45:1, 4-6
1 Tesalonicenses 1:1-5
Salmos 96:1, 3-5, 7-10
Mateo 22:15-21

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

y todas las trampas

“Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones” (Mateo 22:15).

   Los discípulos de los fariseos intentaron atrapar a Jesús haciéndole esta pregunta: “’¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?’” (Mt 22:17) Si Jesús respondía: "Pague impuestos a Roma", perdería Su popularidad entre las masas de personas simples que comprendían la gran mayoría de Sus seguidores. Estas personas simples eran judíos que naturalmente se oponían a sus conquistadores y opresores, los romanos. Los fariseos alentaron a Jesús a decepcionar a Sus seguidores recordándole que no buscaba el favor de nadie, ni actuaba por respeto humano (Mt 22:16). Pero Jesús no respondió: "Pague impuestos a Roma".

   Por otro lado, si Jesús respondía: "No pagues impuestos a Roma", mantendría Su popularidad con las masas; pero se metería en problemas con Roma. La oposición de Jesús a los impuestos romanos sería luego debidamente informada a los funcionarios romanos por los simpatizantes de Herodes presentes para la ocasión (ver Mt 22:16). Pero Jesús no respondió: "No pague sus impuestos".

   ¿Qué hizo Jesús? ¿Evadió la pregunta? No. En cambio, se convirtió en el interrogador en lugar del cuestionado. Mediante Sus preguntas (Mt 22:18-20), pudo haber condenado a los fariseos y a Sus discípulos de su compromiso pecaminoso con el opresivo gobierno romano. El simple hecho de sostener una moneda romana fue una experiencia convincente para un judío ortodoxo, que consideraba una idolatría una imagen grabada en las monedas. Simplemente decir el nombre "César" dejaba un mal sabor en la boca de un judío. Los posibles cazadores de Jesús pueden haberse dado cuenta de que estaban atrapados. “Al oír esto, quedaron admirados y, dejando a Jesús, se fueron” (Mt 22: 22).

Oración:  Padre, en esta Misión Mundial de hoy domingo, llévame cautivo para hacer Tu voluntad para que pueda escapar de la trampa del diablo (2 Tim 2:26).

Promesa:  “La Buena Noticia que les hemos anunciado llegó hasta ustedes, no solamente con palabras, sino acompañada de poder” (1 Tes 1:5)

Alabanza:  ¡Alabado seas, Señor Jesucristo, Rey de gloria sin fin!

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de octubre al 30 de noviembre de 2020. Otorgado el 1 de abril de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.