< <  

Sábado, 17 de octubre de 2020

  > >

san Ignacio de Antioquía


Efesios 1:15-23
Salmos 8:2-7
Lucas 12:8-12

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

32 equivalen a 100

Dios “lo constituyó [Jesús]...Cabeza de la Iglesia, que es su Cuerpo” (Efesios 1:22-23).

   Mientras escribo esto, un orador citó una estadística de que solo el treinta y dos por ciento de los católicos registrados en los EE. UU. asisten a la misa dominical. Nuestra Iglesia Católica está demacrada. Nuestras arterias espirituales están bloqueadas. Nuestra sangre vital, es decir, la Preciosa Sangre de Jesús, no está circulando por todo el cuerpo.

   Jesús se preocupa profundamente por cualquier herida de Su cuerpo. Él dejaría a los noventa y nueve en el "campo" para salvar al desaparecido (Lc 15:4). Estamos en el 32% que va a la misa del domingo. La palabra misa significa "enviado". Estamos siendo enviados al 68% de los que no van a la misa (Mt 10:16).

   El treinta y dos por ciento no alcanzará al sesenta y ocho por ciento por un esfuerzo parcial. Si insistimos en retener algo de Jesús, entonces somos como el colesterol espiritual que impide que el otro 68% reciba la vida de Jesús. Cuando le damos menos que todo a Jesús, pronto bajamos al 32%. Se necesita dar todo para alcanzarlo todo. Cuando damos al máximo, veremos la vida al máximo (Jn 10:10).

   Arrepiéntete de darle a Jesús menos que todo. Él te ha dado todo a ti. Dale todo a Él. Luego distribuye Su vida a los miembros de la Iglesia (ver Ef 1:18). Vayan a ellos y “no se preocupen” de “qué van a decir, porque el Espíritu Santo les enseñará en ese momento lo que deban decir” (Lc 12:11-12).

Oración:  “Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, les conceda un espíritu de sabiduría y de revelación que les permita conocerlo verdaderamente” (Ef 1:17).

Promesa:  “Aquel que me reconozca abiertamente delante de los hombres, el Hijo del hombre lo reconocerá ante los ángeles de Dios” (Lc 12:8).

Alabanza:  San Ignacio es un pilar de la Iglesia primitiva. Fue el tercer obispo de Antioquía, y san Pedro fue el primero. Mientras viajaba a Roma donde iba a ser martirizado, él escribió siete cartas influyentes. A medida que se acercaba la muerte, dijo: "Prefiero la muerte en Cristo Jesús al poder sobre los límites más lejanos de la tierra".

Referencia:   (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de octubre al 30 de noviembre de 2020. Otorgado el 1 de abril de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.