< <  

Lunes, 17 de junio de 2019

  > >
2 Corintios 6:1-10
Salmos 98:1-4
Mateo 5:38-42

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

la única vida digna de vivir

"Al contrario, siempre nos comportamos como corresponde a ministros de Dios" (2 Corintios 6:4).

Espero que, al tomar la decisión más importante de sus vidas, se hayan decidido por seguir a Jesús y trabajar para Él a tiempo completo. Si eres plomero, recogedor de basura, profesor, electricista, ama de casa y estás sirviendo a Jesús a tiempo completo, tu vida es realmente valiosa, llena de desafíos e indescriptible gozo. Vives "como corresponde a ministros de Dios, "con una gran constancia: en las tribulaciones, en las adversidades, en las angustias, al soportar los golpes, en la cárcel, en las revueltas, en las fatigas, en la falta de sueño, en el hambre" (2 Co 6:4-5). Por el poder del Espíritu Santo, actúas "con integridad, con inteligencia, con paciencia" (2 Co 6:6); con "armas ofensivas y defensivas de la justicia" (2 Co 6:7) y eres un privilegiado por ser una amenaza para el diablo.

En Jesús, experimentas un cambio tan radical que tu vida trasciende las categorías convencionales. Al negarte a ti mismo, te llenas de vida (ver 2 Co 6:9). Estás siempre alegre en el Señor (Fil 4:4) aunque al mismo tiempo triste por los frecuentes sufrimientos (ver 2 Co 6:10). De acuerdo a los estándares del mundo, tú no tienes nada, pero en realidad lo posees todo (2 Co 6:10), cuando Cristo es tu Tesoro.

¡Qué gloriosa es nuestra vida en Jesús! Vale más un día a Su servicio que mil en cualquier otro lugar (ver Sal 84:11). ¡En alegre acción de gracias, sirve y adora a Jesús para siempre!

Oración:  Padre, dibuja una sonrisa en mi rostro y llena de alegría mi corazón, por siempre.

Promesa:  "Ustedes han oído que se dijo: 'Ojo por ojo y diente por diente'. Pero Yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra" (Mt 5:38-39).

Alabanza:  Al morir su esposa, Guillermo siguió el llamado de Dios y se ordenó sacerdote.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 12 de diciembre de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.