< <  

Miércoles, 29 de septiembre de 2021

  > >

santos Miguel,
Gabriel, y Rafael


Daniel 7:9-10, 13-14 o
Apocalipsis 12:7-12
Salmos 138:1-5
Juan 1:47-51

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

un equipo ganador

“Miguel y sus Ángeles combatieron contra el Dragón… Satanás, el seductor del mundo entero fue arrojado sobre la tierra” (Apocalipsis 12:7,9).

   San Miguel Arcángel y sus ángeles lucharon contra Satanás y sus demonios. Lo vencieron y lo expulsaron (Ap 12:7-9). Miguel se erige como un baluarte contra Satanás, un muro reforzado para bloquear sus planes (Dt 10:21-11:1). San Rafael también derrota a los demonios, los domina y los ata (Tob 8:3).

   Jesús, cuya sangre derramada derrota a Satanás (Ap 12:11), le ha dado a la Iglesia poder para "expulsar a toda clase de demonios" (Lc 9:1). Nosotros, los miembros de la Iglesia, hacemos nuestra parte con nuestro testimonio de Jesús (Ap 12:11), oración, ayuno (Mt 17:21), nuestro firme rechazo a ceder ante Satanás (Stg 4:7), obediencia (Rom 16:19-20), y nuestras alabanzas, las cuales Satanás y sus demonios no pueden tolerar.

   Si Satanás ha sido derrotado, ¿por qué debemos luchar contra él? Ha perdido la guerra, pero en su camino al infierno, está tratando de provocar más bajas en el reino de Dios. Es un mal perdedor, y ataca "con todo su furor, sabiendo que le queda poco tiempo" (Ap 12:12). Por lo tanto, si "desfallecemos" para terminar la pelea (ver Gál 6:9), podríamos sufrir algunas bajas nosotros mismos. Debido a que Dios ha usado a los ángeles para luchar con éxito contra Satanás, y porque el Señor no ha cambiado su plan de batalla (ver Heb 13:8), necesitamos a los ángeles (ver 1 Co 12:18,21). Debemos involucrarnos regularmente con los ángeles, especialmente los arcángeles, en la guerra espiritual. San Miguel Arcángel, ruega por nosotros.

Oración:  Padre, ayúdame a empuñar cada arma que me des para promover Tu reino en la tierra.

Promesa:  “Me respondiste cada vez que te invoqué y aumentaste la fuerza de mi alma” (Sal 138:3).

Alabanza:  San Miguel Arcángel “nos fortalece" para protegernos del mal (Dt 10: 21─11:1).

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de agosto al 30 de septiembre de 2021. Otorgado el 17 de marzo de 2021. Reverendo Steve J. Angi, Canciller y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, Ohio

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.