< <  

Viernes, 4 de septiembre de 2020

  > >


1 Corintios 4:1-5
Salmos 37:3-6, 27-28, 39-40
Lucas 5:33-39

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

nuestra misión de ayunar

"Llegará el momento en que el esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar" (Lucas 5:35).

   Jesús dijo que después de Su Ascensión al cielo, la efusión del Espíritu Santo en Pentecostés y el nacimiento de Su Iglesia, Sus discípulos ayunarían. Después de que Sus discípulos fueran bautizados en Él y se convirtieran en nuevas creaciones, podrían ayunar en una dimensión radicalmente nueva.
   Luego, la Iglesia primitiva trató de descubrir cuál era el nuevo tipo de ayuno de Jesús. Cuando el Señor cegó a Saúl, lo puso en un ayuno de tres días de comida y bebida antes de su bautismo (Hch 9:9). Después, el Señor llamó a la iglesia de Antioquía a ayunar, en cuyo momento el Espíritu Santo les habló y apartó a Bernabé y a Saulo para que fueran los primeros misioneros cristianos (Hch 13:2-3). En cada iglesia que fundaron, "establecieron presbíteros... con oración y ayuno" (Hch 14:23). Los primeros tres ejemplos en la Biblia del ayuno después de la Ascensión de Jesús y la venida del Espíritu en Pentecostés eran parte del contexto de la misión. Saúl fue uno de los dos primeros misioneros cristianos, Antioquía fue la primera iglesia misionera cristiana y los líderes de las iglesias fundadas en el primer viaje misionero cristiano se instalaron con oración y ayuno.
   Puede ser que tengamos que ser misioneros de corazón si queremos ayunar con la novedad radical del Nuevo Testamento. Arrepintámonos y pidamos al Espíritu Santo que remueve nuestro celo bautismal por la misión. Así podríamos escuchar el llamado de Dios a ayunar.

Oración:  Padre, hazme fiel en ayunar cada viernes y en cualquier otra oportunidad que me des para ayunar.

Promesa:  “Mi juez es el Señor. Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor: Él sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los corazones” (1 Co 4:4-5).

Alabanza:  Durante muchos años, Jane ha ayunado para que se termine con el aborto y la eutanasia.

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de agosto al 31 de septiembre de 2020. Otorgado el 11 de febrero de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.