< <  

Domingo, 4 de marzo de 2018

  > >

3 er domingo de Cuaresma


Éxodo 20:1-17
1 Corintios 1:22-25
Salmos 19:8-11
Juan 2:13-25

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿qué sucedió con los diez mandamientos?

"Pero Jesús no se fiaba de ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba que lo informaran acerca de nadie: Él sabía lo que hay en el interior del hombre" (Juan 2:24-25).

Alguien me dijo que los diez mandamientos nunca han sido más desobedecidos hoy día que en toda la historia de la raza humana. Cada vez que ponemos algo o alguien antes que Dios, rompemos el primero de los diez mandamientos y caemos en el pecado de la idolatría (ver Ex 20:3). Con respecto al segundo mandamiento, constantemente tomamos el nombre de Dios en vano por medio de las comunicaciones que transmiten este pecado a millones de personas (ver Ex 20:7). ¿Guardamos el día sábado para santificar al Señor? (Ex 20:8) ¿Son pocas las personas que trabajan los domingos? ¿Celebramos la resurrección de Jesús cada domingo o es el domingo un día para los falsos dioses: para mi mismo, el dinero, el placer y los deportes?

¿Son los padres más honrados de lo que solían ser? (ver Ex 20:12) ¿Tus hijos te obedecen mejor de lo que obedeciste a tus padres? En un solo año en los Estados Unidos, matamos a más de nueve millones de bebés por medio de abortos quirúrgicos y químicos, aún cuando el Señor nos prohíbe matar (véase Ex 20:13). ¿El adulterio y fornicación son cosas del pasado? (Vea Ex 20:14) ¿Casi todos son virgen cuando se casan? ¿Es raro que una persona casada engañe a su cónyuge? ¿Los divorciados caen en el pecado sexual? ¿Necesitamos menos policías, cerraduras y seguridad porque hay menos robos de lo que solían suceder? (Ver Ex 20:15) ¿Alguien manifiesta falso testimonio en la corte, en el trabajo, en la conversación o en la televisión? (Ver Ex 20:16) ¿Se nos enseña a no codiciar, o se nos enseña a obtener lo que queremos aunque tengamos que pecar? (Ex 20:17)

Oración:  Padre, que pueda sacar primero la viga de mi ojo, para que pueda sacar la paja del ojo de otros (Mt 7:5).

Promesa:  "Porque la locura de Dios es más sabia que la sabiduría de los hombres" (1 Co 1:25).

Alabanza:  ¡Gloria a Ti, Señor y Salvador Jesucristo!

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 29 de noviembre de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.