< <  

Lunes, 29 de mayo de 2017

  > >

Novena de Pentecostés - Día 4


Hechos 19:1-8
Salmos 68:2-7
Juan 16:29-33

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

doce hombres débiles

"Ellos le dijeron: 'Ni siquiera hemos oído decir que hay un Espíritu Santo' " (Hechos 19:2).

Los creyentes de Éfeso hablaban y actuaban de tal forma que Pablo cuestionaba si tenían el Espíritu Santo. En respuesta a la pregunta de Pablo, los efesios dijeron que ni siquiera habían oído decir que hay un Espíritu Santo. Luego, Pablo descubrió que solo habían recibido el bautismo de Juan. Pablo procedió a contarles acerca de Jesús y los bautizó. Enseguida, "Pablo les impuso las manos, y descendió sobre ellos el Espíritu Santo. Entonces comenzaron a hablar en distintas lenguas y a profetizar" (Hch 19:6).

Aunque los efesios ni siquiera conocían a Jesús, fueron capaces de recibir a Jesús y al Espíritu Santo, dentro de un tiempo muy corto. ¿Por qué algunas personas reciben el Espíritu de inmediato y otros esperan meses o incluso años? Los efesios podían recibir el Espíritu Santo sin demora porque admitieron su debilidad. Ellos admitieron que ni siquiera habían oído decir que hay un Espíritu Santo (Hch 19:2). En su debilidad, el poder de Dios llegó a la perfección (2 Co 12:9).

Esto explica el hecho de que las mujeres suelen recibir al Espíritu con más facilidad que los hombres y los nuevos creyentes reciben antes que la mayoría de los "mayores" de la Iglesia. El poder del Espíritu Santo no es para aquellos que pretenden ser poderosos, sino "simplemente pequeños niños" (Lc 10:21). ¿Admitirías que eres lo suficientemente débil como para recibir el Espíritu?

Oración:  Jesús, yo soy débil, pero Tú eres fuerte. Bautízame en el Espíritu.

Promesa:  "Les digo esto para que encuentren la paz en Mí. En el mundo tendrán que sufrir; pero tengan valor: Yo he vencido al mundo" (Jn 16:33).

Alabanza:  Unos pocos hombres en la parroquia formaron un grupo de apoyo no solo para ellos, sino para su pastor, el Padre Jorge.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de deciembre de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.