< <  

Lunes, 27 de marzo de 2017

  > >
Isaías 65:17-21
Salmos 30:2, 4-6, 11-13
Juan 4:43-54

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

deja que tu voz proclame gozo

"Sino que se regocijaran y se alegraran para siempre por lo que yo voy a crear" (Isaías 65:18).

Lamentablemente en nuestra cultura secular, no siempre hay regocijo y felicidad en lo que Dios crea. Muchos se quejan cuando Dios crea nueva vida en el útero. Los comentarios como los siguientes se escuchan constantemente en esta época: "¿Pero no puede ser que estés otra vez embarazada?", "Ese bebé tiene defectos de nacimiento, tienes que abortarlo", "Cómo va a sobrevivir el mundo con esta sobrepoblación" o "Debes hacer algo para no quedar embarazada". Lo más importante es que Dios crea a la gente de nuevo en el Bautismo y por medio de continuas conversiones. "El que vive en Cristo, es una nueva criatura" (2 Co 5:17). Sin embargo, no siempre hay alegría y felicidad en las nuevas creaciones de Dios. "¿Así que, te hiciste cristiano y no vas a ir a beber conmigo como antes? ¡Vaya amigo que eres!"

La creación de Dios no es defectuosa. Todo lo que Dios hace refleja su amor y su gloria. El problema es que muchos humanos tienen un sentido de valores un tanto torcido. Si no estamos gozando de la creación de Dios, es porque estamos escuchando voces erróneas. Las ondas informativas están repletas de malas noticias; las Escrituras están llenas de "buenas noticias" (Mc 1:1).

Dios está creando un nuevo cielo y una nueva tierra (Is 65:17) y un nuevo reino con nuevas personas recreadas. No habrá más llantos ni alaridos (Is 65:19) Así que, alégrense siempre con el Señor y en su creación (Fil 4:4) No pierdan tiempo con malvados e impíos (Sal 1:1). Como han escuchado en el miércoles de ceniza "arrepiéntanse y crean en las buenas nuevas". Regocíjense siempre en Dios y su Creación.

Oración:  "Tú me alegras, Señor, con tus acciones" (Sal 92:5).

Promesa:  "Tú convertiste mi lamento en júbilo, me quitaste el luto y me vestiste de fiesta, para que mi corazón te cante sin cesar. ¡Señor, Dios mío te daré gracias eternamente!" (Sal 30:12-13)

Alabanza:  José guió a cuatro compañeros de trabajo a Jesús.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 30 de noviembre de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.