< <  

Miércoles, 3 de febrero de 2016

  > >

san Blas y san Óscar


2 Samuel 24:2, 9-17
Salmos 32:1-2, 5-7
Marcos 6:1-6

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

mega muerte y mega salvación

"He pecado gravemente al obrar así. Dígnate ahora, Señor, borrar la falta de tu servidor, porque me he comportado como un necio" (2 Samuel 24:10).

Uno de los asertos más contundentes de la Biblia es: "el salario del pecado es la muerte" (Rom 6:23). Eso es decir poco. El pago por el pecado es la mega muerte. Después de que David cometió uno de sus pecados menores, la profeta Gad propuso tres posibles pagos por los pecados de David: tres años de hambre, tres meses de huir del enemigo en una guerra, o tres días de peste (2 Sm 24:13). David eligió los tres días, no porque eran los más cortos, sino porque David se dio cuenta de que Dios podía extender su misericordia en la peste sin ser estorbado por los hombres. David tenía razón. El Señor extendió su misericordia y solamente setenta mil personas murieron en tres días.

¡Setenta mil personas murieron en tres días! Además, esto fue menos pago de lo que mereció David por uno de sus pecados menores. Los pagos por los pecados son mucho más que la muerte. Un pecado es peor que centenas de desgracias.

Jesús nos ha salvado del pecado (ver 1 Tim 1:15). Él "es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Jn 1:29). ¿Te has dado cuenta de lo que hizo Jesús por nosotros y de lo que nos ha salvado? Da gracias a Jesús constantemente y para siempre por salvarnos del pecado y de su pago. Ama a Jesús. Da tu vida por Jesús. Adora a Jesús. Di al mundo la buena noticia de la salvación. ¡Tenemos un Salvador de la mega muerte del pecado!

Oración:  Padre, celebraré la Confesión lo más pronto posible.

Promesa:  "¡Basta ya! ¡Retira tu mano!" (2 Sm 24:16).

Alabanza:  San Blas, un obispo americano, se negó a venerar a los dioses paganos. Por su fe fue azotado, su cuerpo colgado de ganchos, y fue decapitado. Alabanza a Ti, Jesús, por dar a san Blas la victoria del martirio.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 10 de noviembre de 2015.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.