< <  

Martes, 4 de agosto de 2015

  > >

san Juan María Vianney


Números 12:1-13
Salmos 51:3-7
Mateo 14:22-36

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

la venganza de dios

"¿Por qué entonces ustedes se han atrevido a hablar contra mi servidor Moisés?" (Números 12:8).

"Miriam y Aarón se pusieron a murmurar contra Moisés" (Num12:1). "Y lleno de indignación contra ellos, el Señor se alejó. Apenas la nube se retiró de encima de la Carpa, Miriam se cubrió de lepra, quedando blanca como la nieve" (Num 12:9-10). "Porque está escrito: Yo castigaré. Yo daré la retribución, dice el Señor" (Rom 12:19). El Señor luchará por Su pueblo. Él toma personalmente cualquier ataque en contra nuestra. Recuerden que Jesús derribó a Saulo diciéndole: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?" (Hch 9:4) cuando Saulo persiguió a la Iglesia.

Porque el Señor protege a Su gente, nosotros:

  • nunca debemos hablar en contra o atacar a un hijo de Dios,

  • no tenemos que vengarnos, y

  • podemos ser valientes, audaces, libres y seguros.

A veces el Señor no vindica a su gente inmediatamente. Por ejemplo, nosotros hemos pecado y somos parcialmente responsables de torturar y crucificar a Jesús (ver Catecismo 598). Aparentemente, nos hemos salido con la nuestra, o al menos no nos ha matado un rayo todavía. De cualquiera forma, la paga del pecado es la muerte. Por consiguiente:

  • Arrepiéntete ahora y ve a confesarte.

  • No te preocupes si aquellos que te atacan se salen con la suya por un tiempo.

  • Llama a otros al arrepentimiento.

  • Comparte voluntariamente en el sufrimiento de Cristo (ver Fil 1:29).

Oración:  Padre, hazme valiente, perdonador y perdonado. María, ora por mí.

Promesa:  "'Ven''', le dijo Jesús. Y Pedro bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a Él" (Mt 14:29).

Alabanza:  San Juan Vianney pasó por lo menos once horas por día en el confesionario, llevando pecadores de regreso a Jesús.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 14 de abril de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.