< <  

Domingo, 16 de agosto de 2015

  > >

20vo domingo de Tiempo Ordinario


Proverbios 9:1-6
Efesios 5:15-20
Salmos 34:2-3, 10-15
Juan 6:51-58

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"todos quedaron llenos del espíritu santo" (hechos 2:4)

"Llénense del Espíritu Santo" (Efesios 5:18).

En nuestro Bautismo nos convertimos en templos del Espíritu Santo. El Señor quiere que estemos llenos del Espíritu (Ef 5:18; ver también Hch 2:4). Pablo enseñó que aquéllos que están llenos del Espíritu Santo pueden:

  1. congregados recitar "salmos, himnos y cantos espirituales" (Ef 5:19),

  2. "cantar y celebrar al Señor" (Ef 5:19) de todo corazón,
  3. "siempre y por cualquier motivo, dar gracias a Dios nuestro Padre, en nombre de nuestro Señor Jesucristo" (Ef 5:20) y

  4. "someterse los unos a los otros, por consideración a Cristo" (Ef 5:21).

Aquéllos que están llenos del Espíritu Santo busquen los bienes del cielo donde Cristo esta (Col 3:1). En espíritu habitan en la sala del trono de Dios. Han entrado "por sus puertas dando gracias y a sus atrios con himnos de alabanza" (Sal 100:4). Los que están llenos del Espíritu construyen, animan y se entregan a los que les rodean. Pueden amar a su prójimo de este modo porque se aman a ellos mismos (Lc 10:27). Se aman a ellos mismos porque el Espíritu Santo clama en sus corazones "¡Abba!" ("¡Padre!") (Gal 4:6). Firmes en el amor de su Padre, los que están llenos del Espíritu son gente de alabanza, acción de gracias, obediencia y amor. Aceptan la gracia para estar llenos y permanecer llenos del Espíritu Santo.

Oración:  "Al que está sentado sobre el trono y al Cordero, alabanza, honor, gloria y poder, por los siglos de los siglos" (Ap 5:13).

Promesa:  "Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo" (Jn 6:51).

Alabanza:  ¡Alabanza a Jesús resucitado, Quien nos bautiza y nos llena del Espíritu Santo! (Mc 1:8)

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 14 de abril de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.